Blog /

Cristina Sampere. La dama que está en los dos lados del espejo.

Cristina Sampere es una de las habitantes de la Plaza Real. Gestora cultural de la Fundació Setba que se ubica en la última casa donde vivió José Pérez Ocaña. Yo Dessislava fui a charlar con ella y os introduzco en el momento creado entre las dos.

Dessislava: ¿Quién es Cristina Sampere? Si tuvieses que autodescribirte, ¿cómo lo harías?

Cristina: Soy artista y gestora cultural. Siempre he estado en los dos lados. Es como estar en los dos lados del espejo: en el lado de la gestión comercial del arte y en el lado de la creación.

D.: Sé que has estudiado Bellas Artes en la facultad de Sant Jordi, Barcelona.

C.: Hace unos cuantos años, en el 85, cuando Bellas Artes era una licenciatura, no un grado. Fuimos de las primeras generaciones de licenciados en Bellas Artes. Me parece que no fue carrera universitaria hasta año 78.

D.: ¿Cómo recuerdas la facultad de esa época? ¿Era una facultad transgresora?

C.: Era una facultad que iba de la más moderna a nivel de estatal. Era la menos clasicista y menos academicista, comparada con las facultades de Madrid o de Valencia, o incluso de Sevilla.

D.: Hoy en día creo que también comparada con otras a nivel nacional es la más conceptual o una de las más conceptuales incluyendo las de Cuenca y Bilbao.

C.: A veces se pasaban, porque iban de tan modernos que no venían a clase ni los profesores. Los alumnos estábamos dejados de la mano de dios. Pero eran unos años muy divertidos, teníamos el mejor bar, muy pequeño y que estaba debajo de la escalera, no como ahora que tenéis un bar con terraza. Era minúsculo, pero tenía mucho ambiente. Teníamos la terraza arriba, donde estaba el fumadero.

D.: En cuanto al profesorado, has sido privilegiada por haber tenido de profesor a Alberto Cardín, ¿Qué recuerdas de él?

C.: Alberto Cardín nos dio antropología en segundo o tercero, creo. Era un profesor maravilloso. Yo lo que recuerdo es que no paraba de hablar y yo no podía tomar apuntes porque era tal mi fascinación hacia él, que no podía perder ni un minuto de escucharlo. Y realmente él mismo lo decía: « No toméis apuntes, escuchadme! » Y era increíble, me encantó todo lo que explicó, era un pozo de ciencia. Era muy, muy, muy listo, muy cultivado. Y como profesor era muy educado, muy simpático, muy amable y muy cariñoso.

D.: Después de haberte formado en Bellas Artes, ¿cómo tomaste la dirección hacía la gestión cultural?

C.: Yo en aquel momento iba a un bar que estaba en Sarria donde conocí a una persona que me dijo: »Conozco un marchante de arte y te interesa conocerlo, a lo mejor te daría trabajo ». Y de esta manera casual, o sea saliendo de copas por la noche….

D.: Que es la mejor manera…

C.: … exacto, por eso te digo que por la noche se hacen muchos contactos. Esta persona me presentó a Jean-Pierre Guillemot. Jean-Perre Guillemot era un marchante francés de los años 80. Fue el creador del supermercado del arte, que era una exposición de los años 80 en la que se mostraban obras originales de pequeño formato en cestas de supermercado. Fue muy transgresor en aquella época.

D.: Total.

C.: Después esta idea se ha copiado, se ha hecho muchas veces, pero el origen fue este. En aquel momento exponía con Jean-Pierre gente como Mariscal, Perico Pastor, Albert Gonzalo, gente que después ha tenido mucho éxito. Jean-Pierre era un visionario. Trabajé unos seis o siete años con él y realmente era quién me enseñó todo. Me enseñó muchísimo, me enseñó cómo enfocar el arte de una manera desacralizada. Él consideraba que el arte se tiene que ver como algo más normal, más usual. Y esa visión que él tenía del arte, de los montajes expositivos me abrió mucho los ojos, aprendí muchísimo con él.

D.: ¿Cómo ves el panorama del mercado del arte hoy en día en España?

C.: Yo no creo que esté en su mejor momento, sinceramente. Cuesta mucho vender, es muy difícil. Las galerías lo tienen complicado. Primero que como los artistas tienen sus páginas web, sus clientes a veces se saltan la galería y se van al artista directo. El Gobierno no ayuda mucho bajando el IVA de los artistas y dejando el IVA de las galerías. Está complicado. A veces amigos artistas me dicen: » Tú entiendes muy bien el mundo de las galerías ». Realmente los artistas critican a las galerías. Yo como que estoy en estos dos lados entiendo muy bien las dos partes. Si es una buena galería, ha de hacer una buena promoción al artista a nivel de prensa y de clientes. Una galería puede hacer mucho por un artista. Porque si en el currículum de un artista no hay galerías, no es un currículum.

D.: Ahora te encuentro en Setba, que es una fundación sin ánimo de lucro, ¿de dónde se alimenta económicamente Setba?

C.: Setba es el acrónimo de set balcons porque tenemos siete balcones que dan a la Plaza Real. Setba es una fundación que proviene de un particular, de Dario Olaortua, es una persona que siempre ha estado interesada en el mundo del arte y en un momento dado vendió sus empresas y pudo montar esta fundación. Considera que el arte es siempre un buen vehículo para ayudar a las personas. Nuestro concepto es que tenemos este espacio como galería de arte, pero también se puede alquilar para eventos y/o presentaciones cuyos beneficios van a apoyar los proyectos de la fundación. Es decir, tenemos un premio de artistas con discapacidad mental…

D.: Me comentó Ricard Mas que forma parte del jurado…

C.: Exacto. Y después también tenemos un taller de arte y naturaleza para personas con trastornos mentales. Una fundación no puede tener beneficios, una fundación ha de llegar a « tanto gana, tanto gasta », ha de quedar en cero. Nosotros si ganamos va para estos proyectos, de esta manera las cuentas siempre quedan claras.

D.: ¿Dónde trabaja la gente con discapacidad?, ¿vienen a crear aquí en un taller?

C.: No, nosotros no somos especialistas de gente con discapacidad, buscamos siempre colaboradores.

D.: Es mi primera carrera universitaria. Educación especial con niños con insuficiencia mental.

C.: Pues realmente el arte hace muchísimo por ellos. Las bases de los premios las enviamos a entidades que tienen talleres con personas con discapacidad. Y realmente las obras son increíbles. Llevamos dos años que gana siempre la Fundación Catalana Síndrome de Down. Pero también Ricard (se refiere de Ricard Mas) te lo dirá, es un premio muy justo. Yo nunca sé de qué etnia proviene la persona, ni el nombre.

D.: Y después, ¿tienen derecho de exponer aquí?

C.: Hacemos una colaboración con el Real Centre Artístic. La fundación tiene un problema y es que no tenemos ascensor. Cuando lo tengamos, los artistas que van en silla de ruedas podrán venir aquí directamente. Por eso de momento tenemos una colaboración con el Real Centre Artistic de Barcelona. Se hace tanto en la entrega de premios como en la exposición y este año también se hará posteriormente una subasta solidaria.

D.: Si entras en la página web de Setba hay un apartado donde pone artistas, ¿cómo colaboráis exactamente con ellos?

C.: Como galería. Los artistas dejan su obra en depósito. La única diferencia nuestra es que si tú compras un cuadro de la Fundación Setba además de recibir la documentación de la obra, es decir, el certificado de la autenticidad de la obra y el currículum del artista, recibirás un certificado en el que se dice que la parte de beneficio de la Fundación va para tal proyecto. Y luego se te informará cómo evoluciona este proyecto. Puede ser para este premio, para gente con discapacidad o para el proyecto Natura, de escultura para personas con algún trastorno mental.

D.: Aparte de todo os ubicáis en un espacio maravilloso, en una de las plazas más bonitas de la ciudad que es la Plaza Real. Pero lo interesante también es que en este mismo piso vivió Ocaña y después Lluís Llach, ¿cómo llegasteis a tener este espacio?

C.: Primero estuvo Ocaña, el piso no estaba como ahora, sino que estaba más compartimentado. Ocaña no llegó a vivir ni un año, falleció y entonces Lluís Llach compró el piso a los herederos de Ocaña. Después cuando Lluís Llach se fue, entraron unos arquitectos y después ya lo compró la Fundación.

D.: Habéis hecho exposiciones de Ocaña, ¿me puedes contar?

C.: Hicimos dos exposiciones de Ocaña. La primera en 2009 y la segunda en 2012. Nos gusta mucho Ocaña y nos gusta conservar su memoria. Tenemos muy buena relación con su hermano. Las dos exposiciones fueron con la idea de conservar su memoria.

D. ¿Vino mucha gente?

C. Mucha, Ocaña tiene muchos seguidores. A mí los seguidores que más me gustan son la propia gente de la plaza. Hay una señora, Joana Rocasalvas, que vive aquí al lado, que lleva cincuenta años en la plaza. Y un día hablándole de Ocaña me decía: « Es que era tan bon noi. Me daba igual que fuera vestido de la dama de las camelias, me daba igual, era tan buen chico que siempre tenía una palabra cariñosa para mi… » El día antes de que se marchara para Cantillana donde tuvo el accidente, le dijo: « Señora Joana, le regalaré un dibujo mío cuando vuelva ». Ya no volvió. Pero ella guarda un recuerdo maravilloso de Ocaña.

D.: ¿Te acuerdas de alguna historia curiosa que te hayan contado sobre él, de alguna anécdota?

C.: Mucha gente que entra aquí siempre dice:  » Ay, las fiestas en las que yo estuve en este piso », pero gente de todo tipo. Desde presidente de una fundación importante hasta gente de la plaza, Ocaña debía haber hecho fiestas diarias.

D.: Esto era Ocaña, un espíritu libre que se juntaba y mezclaba con todos.

C.: Por eso te digo que personas de todo tipo me dicen que han estado en sus fiestas en este piso.

D.: ¿Qué exposición se hacen en Setba?

C.: La  exposición anterior que tuvimos se titula “Arquitecturas pintadas” que es de la artista Rosa Solano. Rosa Solano ya había expuesto con nosotros en 2010, es una artista que lleva años y en la que creemos y seguimos en su promoción. Son composiciones pictóricas. Rosa Solano empezó con una exposición en 2010 que se llamaba “Entre dos” y era un homenaje a una costurera de Valencia que trabajó con Balenciaga y se llama Pilar Ayarza. Estos primeros cuadros en homenaje a la costurera eran unos cuadros en los que aparecían patrones, cremalleras, botones y eso le llevó a hacer unas construcciones muy geométricas. Que es lo que se presenta ahora. Pasó como de los patrones a la arquitectura. Lo que demuestra que la moda tiene mucho de arquitectura.

D.: Y también el proceso que desarrolla un artista algunas veces es incluso más importante que la obra.

C.: Al inicio de la exposición hubo un cuadro de esta serie anterior que se exponía precisamente por eso, para que se vea el origen y la evolución del artista. Es mucho más fácil entender y se hace más comprensible al ojo del espectador. Y después, en una pequeña sala, hemos hecho también una exposición fotográfica que se titula “Arquitecturas desaparegudas”. Uno de los objetivos de la Fundación es promover también la memoria y especialmente la memoria de esta plaza (Plaza Real), pero también la memoria de Barcelona.

D.: He visto que también hacéis conferencias, ayer hubo una…

C.: Ayer hubo una sobre la Barcelona desaparecida, fue un éxito absoluto, teníamos lista de espera, desgraciadamente aquí caben cincuenta personas, hay un aforo limitado. La conferencia la dio un arquitecto italiano que se llama Giacomo Alessandro que tiene un blog muy visitado que se llama “Barcelona desaparecida”. Nos gustó que alguien de fuera nos descubra nuestra propia ciudad.

D. Creo que también está en facebook “Barcelona desaparecida”, le di a « like » porque Nazario me invitó a hacerlo. Me comentaste que la exposición actual es algo muy potente…

C.: La exposición lleva de título “NASEVO i els olors de Barcelona”. Detrás de NASEVO, que es un acrónimo, está Ernesto Ventos. Ernesto Ventos es una persona muy conocida en Barcelona por dos facetas. Porque es empresario: nació con una discapacidad, es sordo, y sus padres le aumentaron mucho el sentido del olfato, hasta tal punto, que tiene la mejor empresa de aromas y esencias que se llama LUCTA y por otro lado es coleccionista de arte, tiene una colección muy importante que se llama “Olor visual”. Colecciona unas piezas que le sugieren olores, tiene piezas impresionantes de arte contemporáneo. Ernesto Ventos está muy reconocido por estas dos facetas pero no se le reconoce su tercera faceta que es él mismo como artista. Como artista se llama NASEVO y por primera vez se presentan sus obras aquí en Barcelona.

D.: ¿Cuándo inaugurastéis?

C.: El 3 de abril. Llenamos la Fundación de narices de todos los tipos. Narices de madera, de hierro, narices situadas en cuadros, o sea todo tipo de narices. Esta exposición nos dice que las personas sin discapacidades en ningún sentido, no dan importancia al olfato. Y oler es vivir, oler es respirar. Lo primero que hace una persona al nacer es oler a su madre, es el primer sentido antes incluso que la vista.

D.: Este verano vi una exposición que se llama “Olores de Cadaqués”.

C.: Pues esto es Ernesto Ventos, esta es su colección.

D.: Era comisariada por Ricard Mas, me pareció muy interesante. ¿Cuál es exactamente tu papel en la Fundación Setba?

C.: Soy responsable de proyectos culturales. Hago la programación de la galería y también coordino los proyectos solidarios que hacemos.

D.: ¿Sueles viajar por ferias de arte?

C.: No, no mucho. Este año si que estuve en ARCO, pero lamentablemente no tengo mucho tiempo porque somos una estructura muy pequeña.

D.: ¿Sabes algo del mercado de arte en China?

C.: Por ejemplo tuvimos una exposición el año pasado que era de cinco artistas catalanas más cinco chinas. Ahora está en China y se vendió todo. Yo me quedé impresionada de los precios de las obras de las artistas chinas, eran altísimos. Cuadros pequeños por 6000€ o 8000€. Las pintoras catalanas que participaron ahora están teniendo muchísimo éxito en China, lo que no vendieron aquí lo están vendiendo allí.

D.: Estamos hablando todo el tiempo de pintura, uno de los medios de arte que sigue resistiendo, sigue vivo, se recuperó en los 80, aquí tenemos el ejemplo total con Barceló…

C.: La pintura no va a morir nunca.

D.: Sí, ayer leí un ensayo de Hal Foster que hablaba de eso, y ¿el video, la fotografía?

C.: Fotografía exponemos con frecuencia, hicimos una muy buena exposición para El Molino.

D.: ¿Y el video?

C.: Y de video participamos en el Loop este año que viene un artista indio y tendremos video art suyo.

D.: ¿Dónde consumes arte en Barcelona?

C.: En este sentido soy clásica y me gustan las galerías en Consejo de Ciento, encuentro que todavía hay galerías muy buenas allí. De todo tipo, desde Tache o Carlos Duran, también Jordi Barnadas con una pintura más realista y más figurativa, pero muy de Barcelona.

D.: Y de cine, ¿Qué cine frecuentas?

C.: Intento ir al cine por lo menos cada quin ce días, pero soy bastante ecléctica…

D.: ¿Alguna película de las últimas que salieron y que te ha gustado?

C.: La gran belleza

D.: ¿Qué sueles leer?

C.: Leo mucho. Ahora estoy leyendo un libro, no me acuerdo del autor, pero me recuerda a John Irving. Me encanta John Irving. Me han pasado una trilogía y me está encantando, veo que John Irving realmente ha copiado a este señor, porque es muy parecido a él.

D.: ¿Qué te parece el local Ocaña?

C.: Aunque tú no estuvieras aquí diría que es el más maravilloso que hay en la plaza, sinceramente lo encuentro uno de los locales más bonitos de Barcelona. Me parece un bar precioso, súper cuidado. Me encanta que encendáis las velas cada noche, todos esos candelabros…, me encanta que cuidéis tanto los detalles: las flores frescas, las velas, me parece maravilloso.