Terraza

La esencia de la plaza Reial: flores, colores y gente. Mesas y sillas de los años sesenta y setenta y un ambiente de ahora: artistas, creadores, gente que vive con pasión el día y la noche de Barcelona. La terraza del Ocaña es inesperada, cambiante, divertida, un lugar donde siempre encontrarás a alguien con quien compartir.