Gastronomía

La cocina del Ocaña es gustosa y directa, sin sofisticaciones artificiales. Se basa en la calidad de los productos: verduras, pescado fresco y carnes. Paula Casanova y Felip Planas, dos cocineros nómadas, innovadores y aventureros dieron forma a la primera carta.

Los platos se inspiren en la gastronomía catalana e incorporen toques de fusión, con elementos de la cocina asiática y marroquí.

La elaboración sencilla pone de relieve los sabores.  Una cocina ligera y a la vez suntuosa, festiva e informal, tradicional y sorprendente, como es el Ocaña.