AFTER SUN PARTY

02.07.2015
Este domingo a partir de las 18:00 en Ocaña DF montamos la playa Real y nuestro pequeño Oasis urbano.

MENU:

Mangoviche de Corvina con Olivas y Albahaca

Ceviche con Pescado del Día

Ceviche con Pulpo y Panceta

Taco de Tinga de Pollo

Taco de Pescado del Día

Taco de Cogollo Con Calamar

Brocheta de Piña con Coco y Cacao

Bayas del Bosque con Yoghur y Chili

Micheladas, Pisco Sour y Zumos Naturales.

Pistolas de agua y ….

Dress Code: Biquinis y bañadores.

New format

Exposició de fotos “LA PLAZA REAL Y SU GENTE” de NAZARIO al Ocaña

16.06.2015

El proper dimecres 17 de juny a partir de les 19:30h, NAZARIO inaugura en Ocaña la seva exposició de fotos, “La Plaza Real y su gente”.

Nazario Luque té la seva residència des de fa anys a la Plaça Reial a on fotografia diàriament a la gent des de la seva finestra.
També és autor del llibre il.lustrat PLAZA REAL SAFARI, reeditat pel Cafè Ocaña amb motiu d’aquesta exposició.

Flyer_NAZARIO_2.indd

Ocaña se suma al circuito de diseño durante la Barcelona Design Week

09.06.2015

Durante la 10ª edición de la Barcelona Design Week 2015, Ocaña acogerá la colección de joyas MA (espacio en blanco), diseñadas por Agnès Wo y el taller “SerigrafiArte en Ocaña” de la mano de Kris Prats.

Agnès WO, arquitecta, profesora y coordinadora del departamento de joyería de la Escola d’Art i Superior de Disseny «Llotja», ha expuesto y vendido sus colecciones en la TATE Modern de Londres, el Museo Guggenheim de Bilbao, el Centro de Arte CaixaForum y La Pedrera de Barcelona, entre otros.

Agnès WO extrae del blanco el espacio que necesita y lo conduce por donde ella quiere. Manipulando la escala, adapta la tectónica a la anatomía humana. Descontextualizando el material, lo transporta a una esfera imprevisible. El mimbre salvaje se convierte porcelana delicada; los residuos de cerámica se convierten en un ingrediente naturalizado, como un esqueleto de coral. La planeidad del papel se repliega en sí misma y toma cuerpo, o se deshilacha para enjaular el aire con complejas celosías orgánicas. La artista también experimenta con materiales no convencionales, todos ellos llenos de blanco: resina, silicona, parafina, algodón…, que manipula y libera de sus límites para ofrecerles una vida inesperada.

Flyer Moritz

Por su parte, Kris Prats dedicada al mundo de la serigrafía artesanal, colabora con el Café Ocaña desde su apertura, estampando desde las cartas, los carteles, las tarjetas o hasta los delantales para los cocineros. La serigrafía forma parte de la identidad de Ocaña y Kris Prats lo plasma con sus estampaciones a mano.

Foto facebook baja

Relato China. Capítulo ocho. Pan Daijing

24.04.2015

I met Pan Daijing one Saturday afternoon in the city of Shanghai in the industrial area known as M50, where many art galleries are found. Then we kept bumping into each other at the city’s night spots until one day she invited me to collaborate with her. Although she is young, she is one of the strongest women I have ever met, demanding, intelligent, ambitious, disciplined. Let me introduce you to Pan Daijing.

Dessislava: Who is Pan? If must auto describe yourself how you will do it?

Pan: If possible I’d rather let my works describe myself for me.

D.: Ok, let´s start from the beginning. You born in China. What´s the name of your hometown?

P.: Where I was born is a city called Guiyang it’s the capital city of Guizhou and is in the south west part of China.

D.: Later you moved to San Francisco. What was your experience there?Pan_heat_1_72

P.: San Francisco has a great impact on my self exploration and future career. Growing up in a relatively conservative environment, the one and a half year spent in San Francisco really gives me freedom to create and to who I really am for the first time. Also I was really inspired and encouraged by the people I met there. For me somehow San Francisco feels more like home.

D.: Is this was the reason because you left?

P.: It was the time of my life that I needed a second beginning. I knew if I kept doing what I was doing in China at the time I would definitely became someone I would hate. So decision was made that I stepped out of my country for the first time at the age of 19. I went to Sri Lanka basically to calm myself down first then travelled to Europe and ended up moving to United States.

D.: What did you study?

P.: Oh a lot of things. As a lot of Chinese kids coming from my kind of background I studied really hard in high school and went to a top business school in Beijing. Then I just completely ran away from it and later on went to study film and sound design in different art schools in States and finally dropped out. Pretty much a failure in higher education ha.

D.: Did you start to create music there?

P.: The first time I started make music by myself was in San Francisco. Of course because I was studying something related. I was really doing a lot of things in the school but what i was making weren’t something representing my ideas or art at all. And may be around one and half a year ago I started really to produce music on my own. That was also when I met this group of people that were also passionate about the same things.  Even I came from a very different background with them. The feeling of being in a community was really strong. At the beginning I just used software and I still use it. But actually the best way for me to work is using hardware like drum machines and synthesizers. Also I like to use a lot of my voice. So I always have a microphone running through pedals. I especially loving playing live sets. They are like therapies for me.

D.: The next step after San Francisco was Berlin, correct?

P.: I was not very well at the end of my staying in San Francisco. Also I was having a  lot of drama in my personal life. I felt maybe it was time to leave San Francisco. So I moved to New York worked a part time job. Then moved to Berlin.

D.: What did you work there?

P.: Just some random work coming out from nowhere that I didn’t experience before. But I had enough of New York and figured maybe I would go back later.Pan_Le baron_72

D.: Did you connect with some musicians there?

P.: Yea I met a lot of musicians. Some of them were pretty amazing. I even made some stuff with one of them. The music scene in New York is quite interesting to me. People are pretty supportive and curious with what you are doing in general. So that’s pretty cool.

D.: And what happened in Berlin?

P.: I think that for me Berlin is very different than what other people probably feel what is Berlin. Maybe some people think Berlin is a party town. You go there and you do drugs and 72 hours party. But besides that Berlin is a place for creative people to exchange and get stuff done.  I´ve never been to a place like that before where everyone you meet they are really making something interesting. Artists, musicians and designer.  You get  to collaborate and always have ideas coming up. It is such a open – minded and  free spirit place. And is really great for me. I love Berlin because everybody was very talented and young. So you have to work harder. It’s hard to stay in studio not to party on weekends but if you do. You’ll see Berlin can offer more than just fun.

D.: How do you feel now in China?… After all this experience abroad…

P.: At the beginning when I came back to China I was really sad. Because I feel like everything is against me. Or I´m against everything. But now I think that actually is a good thing I´m in Shanghai right now. I like Shanghai a lot. When it comes to what I am doing there is not much going on but for me the important is what you are working on and contributing to.  Coming back to China is interesting because I get to look at my root again in a very different perspective. After two, three years abroad getting new things and new ideas for me is like a huge conflict. And I come back and look this things again can realise the difference and I realise what i should do. And of course the stuffs coming out from me. Has a lot of things influenced from my childhood, from my background. For me is great to be here also because a lot of things for this country is still new. Especially like  experimental music or art performance.  people are curious. And I also really enjoying doing things under a lot of restrictions. It’s more challenging and more interesting to see the rawness in it.

D.: Have you got your audience? People that follow you…

P.: I can´t say there are a lot of them because I´ve been in Shanghai only few months. But I can tell people like this specific genre and my style are happy about me playing shows here.Pan&Dre_1_1_72

D.: Now you just started one very interesting project called Self Service. Tell me something more about that.

P.: Actually is not my original intention to hold en event. From long time ago I want to have got an erotic gear label. Witch of course is gonna be mainly selling sex toys but I wanna stick with strict aesthetic. Very minimal and a lot of interesting design of course. Coming out from erotism, BDSM, fetishes and taboos. So besides vibrators there are also restraints. They are all made out of special fine materials like stainless steel. And curated strongly under different stories. The most fun part is that I’m trying to put music into this label too. Music under the same content. It’s also what I stand for.

D.: As well the concept of your project is related with the female power, correct?

P.: Exactly. It’s about pleasure of course. And purity. But besides that I want to initiate a different way of self exploration. Women should enlighten their inner power and be able to use it to create things like music, art and literature.  Especially in China sex is very sensitive topic and a lot of women when they think about sex  they think about man. Yet I believe sexuality is a gift that only yourself would understand. For women it’s not to please others but to enlighten.

D.: You are giving freedom to women.

P.: No no one can really give freedom to the other but to encourage them to pursue it. I wish one day there’s no more of those conservative prejudice and unfairness on women in China.

D.: And I can see that is still happen. All this crazy culture of wedding…Tell me something more about your project…

P.: Self Service started as an underground art and music event and evolves to a erotic gear label. It’s a concept i’ve developed since last year. And a lot of collaborations with friends will be on it too. Very exciting for me to see it’s coming to life.

D.: Can you tell me something more about your references in art, cinema, music, literature? From where Pan is getting her inspiration?

P.: My biggest inspiration is definitely come out from my personal experience. I read a lot of book in psychology and philosophy about sexuality, death, rituals and fetishes. A lot of thing I´m doing are in my nature. And I start to accept them. No one should be ashamed of anything of who they are . For music of course noise is like the most inspiring thing always to me. Nature noise is very inspiring to me. The rhythmic, noise in the ambience, in the atmosphere. I have got a lot of favourites musicians but one of them SPK has a really huge impact on me. I mean the early SPK before the 90´s when they still was doing very raw and industrial sound. And also a lot of their idea is related to mental health. And all this scientific things related with hospitals really attracted me. They give you a package, they give you a hole idea. They give you the philosophy. It is just like you are reading a book o watching a film. Just listen to this track. If you don´t have something to say in your stuff for me is not good. The early SPK is too random. Somebody can say that they are not musicians but for me that are poets. They are saying so much stuff that is touching! Is mush more just good worked produced techno track.Pan_Le Baron_2_72

D.: And what about contemporary art? Do you visit galleries?

P.: I´m not a big gallery person actually. But I’m interested in going to see performance art pieces. Last time in Paris I saw an video installation at Pompidou called Mad Dog was pretty cool.  Is art work of Oleg Kulik. I love watching maniacs cuz sometimes I feel being one of them too. Craziness in human nature is really striking to me. He was just with under ware and have collar on his chain. And the chain is into a car. And there was a lot of people around. And he was just like saying them: “I´m a dog and I´m a fucking mad dog and I wanna move this car.” I can see that his hole mindset is to dishumanize himself. He is a dog and he is moving that car with his neck. This piece is just a big fuck you to the society. I love that.

D.: What are you dreams about?

P.:  Weird crazy dreams all the time. And I remember a lot of them. Recently I dream about become ashes.

D.: We all became ashes one day…

P.: Me first. It is not about termination. I always picture myself when I´m fifty or sixty and I´m living in the mountains. My body exists but my ego goes away completely. There’s no self awareness, only sound, nature, air and me as ashes.

 

 

 

 

 

 

 

Sant Jordi

20.04.2015

Aquest Sant Jordi, ens sumem a la màgia:

Venta de llibres especials, els que ens agraden i signatura amb alguns dels seus autors:
Conrad Roset: Mirabilia (editorial: La Galera)
Mar Guixé: Soy tu príncipe azul pero eres daltónica (editorial: La Galera)
Nazario: Nazario Intimo (editorial: Nova Era) .

A mes hem disenyat junt amb Serigrafiarte una rosa molt especial.

Tot plegat amenitzat amb un Vermut que no oblidaras:

Vermut
Ceviche de dorada
Boquerons en vinagre amb salsa Espinaler
Croquetes de pernil iberic
Patatas bravas
15€

Dijous 23 de Abril a partir de les 11:00h

Relato China. Capítulo siete. Mathieu Borysevicz

10.03.2015
As you enter the old building of the BANK gallery, the light carries you on and softly illuminates your steps. Mathieu and his team are working at an extremely high speed. The gallery is growing by the second. The moment I went in, I was captivated by them, the general atmosphere and, above all, by the choice of artists they have. Let me introduce you to the creator of MABSOCIETY, Mathieu Borysevicz.
Dessislava: Hi Mathieu. Your surname is Borysevicz. Can you tell me something more about your origins?

Mathieu: My father´s side of the family is Lithuanian. The Polish people say he is Polish but he claims he is Lithuanian. I am the third generation American from both sides. My mother is Italian American. The parents of my parents were all born in Brooklyn but their grandparents were not. So typical New York made.MB_luz_72

D.: Where were you born?

M.: I was born in Queens. I grew up in Long Island, had a suburban childhood, and then I went to Manhattan to study and live there. Soon after graduating, I came to China for the first time. It was 1994.

D.: Let´s go step by step. You studied Fine Arts. What major?

M.: The last year of studies we had to choose a major. I chose sculpture because they allotted a bigger studio. I particularity interested in installation at the time and I was also making video. Before that, I was painting. Around 1994 postmodern theory and culture criticism was at its apex. I was thinking about focusing more on research rather than physical objects. After graduation, the whole idea was to make art. But I had no money, no space and no time to do that in New York. At the time, I just needed to get far away from New York just like you probably needed to leave Barcelona and Bulgaria.

D.: But why China? China was not a very popular destination for producing art at that moment.

M.: Yes, but it’s cool now. At that time nobody was coming here. I had many reasons. One was that it is really far from New York. There were two options, India or China. I just wanted to be somewhere where I would have no sense of reference. Also, newspapers at the time were filled with current events from China. The culture of the fake and the mass urbanization was leading way to major social shifts. I thought it was real interesting from a postmodern perspective!!! A postmodern destination.

D.: And you came to China.

M.: I first went to Beijing from 1994 to 1998. My idea was go for six months only, on a sort of adventure. Get it out of my system and then return to good ole NYC.

D.: But you extended the six months?MB_Gallery_72

M.: Basically one thing leads to another. I enrolled in a language program to get a visa for the extended period of time and also a place to live. The school became my base. I then also began teaching English to make money, which was actually a good way to understand and access people especially when you don´t have the necessary language skills. Right before I left New York there was an article in the New York Times Magazine section, titled “Their Irony, Humour (and Art) Can Save China”. It was about contemporary art in China and written by Andrew Solomon. Andrew had done a survey of the renegade and mercenary artists living in Yuanmingyuan, the art village on the West side of Beijing. The article portrayed China as a place where artists have been repressed and were doing all this underground art and were all sexy smoking cigarettes. I was just like: “wow, that`s kind of different than the jaded scene in NYC”! So I contacted Andrew and he was generous enough to give me the contact of an artist´s wife who was German. Everything happened very quickly. Every morning I studied Chinese and each afternoon, I was riding my bicycle around the city with my video camera and meeting artists.

D.: Just like me. The first two months here I was walking 12 to 14 hours around the city with my camera.

M.: Yes, and it was really exiting. In China there is a huge transformation going on. A few years ago, that was even more the case and was extremely magnetic. So I stayed a little longer than six months. I also produced a lot of video footage and was looking for some equipment and time to start to process and edit the footage. A friend of mine, Chinese American photographer, introduced me to somebody who was producing television news. He was also a Chinese American producer for ZDF German Television. The idea was to work with him in turn I would be able to use ZDF’s equipment, instead it turned into a long career in television and film. So I began working at ZDF during the day and at night I was hanging with the artists. I began doing more curatorial projects and writing about art. At the time there were no spaces for artists in China. There were no galleries, no museums and no collectors. There was nothing. The only spot for exhibiting was habitually closed by the police on the opening day or before the opening. So people were basically just sharing their art works in their apartments.

D.: This was the life of Mathieu from 1994 to 98…MB_TimeOut_72

M.: In ‘98 I asked myself what the hell am I doing here? As four and a half years just zoomed by. I came to make my own art, as originally planned, and finally did have a show in Beijing, but I was mostly becoming a conduit for Chinese artists to the West through publishing and curating exhibitions.

D.: You were making money from the television, correct?

M.: Yes, I was making good money, certainly more money than working in a restaurant or in construction or teaching English. It was much more exiting because we were doing documentaries about the phenomena of China and meeting politicians and Rock & Roll stars. When you are press, foreign press especially, you have access to all kinds of spaces and people. We were always moving, from Tibet to Hangzhou to Hong Kong. I then started my own company and I was doing lots of independent documentaries for the European Union, The World Bank, I did a film for UNHCR about refugees in China that was also great.

D.: Wow! You’ve been in China for four and half years!

M.: Yes, yes, that is another thing. I learned Chinese; I also learned all this technical stuff about television. I made an entire career and I was curating, writing about and making art. From zero to two hundred! It was really amazing. But it was all about China. There was nothing outside. For me there was more to the world than just China. I was coming from New York, a very multicultural city where all kinds of different experiences run in unison. I wanted to make my own work but there was no place in China for a young American artist. There was no place for Chinese artists at the time! There were no venues and there was no platform. So I then moved back to New York in ‘98.

D.: And?MB_Gallery_2_72

M.: But I never really left China. In 1998, there was a big show at the Asia Society and PS1 of Chinese contemporary art in New York. It was called Inside Out: New Chinese Art. It was the first introduction of Chinese contemporary art in New York and many of the artists that I was hanging out with in Beijing came over and stayed in NYC, some others were already there and I became friendly with them. So although I was in New York I was still around a lot of Chinese artists. There was this community in exile and we had our Chinese New Year parties and other social events. The artists were making and showing art so I continued to write about them and curated shows with them. While at the same time, I continued my own work in film and television.

D.: What happened with Mathieu later?

M.: In 2007 I really needed to leave New York again. I had never really left China because I was traveling here each year for films and art projects. In 2006, I came two or three times to China. Once for curating a show, another time for a film project and again to finish a book project I initiated.

D.: What kind of book?

M.: The book is a study of urbanization in Hangzhou. It is essentially a photography document with three thousand images and was finally published in 2009.

D.: Let´s go back to 2007…

M.: In 2007, I was getting kicked out of my studio. I was going through a divorce. China was on the rise. A mini-party was going on here, everybody was getting rich, champagne and caviar was flowing through the artworld I was just like: “maybe it is time to go back!” I had never lived in Shanghai before, which is more cosmopolitan than Beijing, and I had a couple of friends here so I decided to try it out. I was paying my bills by working on films, writing for Art Forum, editing catalogues and curating shows… and also making my own work. It was too much! Then in 2008, I became a father and thought I have to figure out how to deal with all this. More and more, I became in touch with the commercial art world. Then, in 2010, I was hired as he director of Three on the Bund, Shanghai Gallery of Art.

D.: I know the gallery!

M.: The space is very beautiful but there is no dedication there. I worked a lot to build it up and then had a fight and decided to leave, my assistant and I. Then, got an office and began doing consulting and international curatorial projects.

D.: This was MABSOCIETY?MB_Budha_72

M.: M.A.B. are my initials. At Three on the Bund I was thinking about the community I had built up around the space besides me and the employees. There was the audience, the collectors, the media, and the artists. It was a small society. I thought what an important thing that was and couldn´t go back to being just Mathieu Borysevicz. It was also a way to make me sound bigger than just me. We quickly thought of a name and created a brand.

D.: BANK, your gallery, is definitely my favourite in town. Tell me something more about it…

M.: We first had an office on the 25th floor of an office building but it wasn’t a fitting place for us. I was free for a while but once we started paying rent I decided to look for another space. I thought that it’d be nice to have a space to incubate some small projects while we continued to do pop-up shows.

D.: The BANK building is very special as it dates back to 1925.

M.: It certainly is. It was pure luck, as if the space found us.

D.: How does it work?

M.: We work as an international curatorial studio. The whole idea was to bring non-Chinese and Chinese artists together and try to unify them within an interesting program. We have had Isaac Julien´s work here, as well as Paul McCarthy’s, Roxy Paine’s and some very established Chinese artists.

D.: Are there a lot of female Chinese artists?

M.: There are but they often don’t get the attention that the boys get. Unintentionally we at BANK have a good balance of the sexes. The Women´s Rights Movement never occurred here like it has in the rest of the world. Here, there is a different sense of social equality.

D.: I can feel that the new God in China is the money…

M.: There is no faith in anything except in the Renminbi.

D.: I suffer because I can´t go to the cinema here…MB_Gallery_3_72

M.: Shanghai is a cultural vacuum compared to other larger cities in the “developed world”. When I moved here for the first time, I was writing for Art Forum series called On the ground. They profile one city each year and asked me to write about Shanghai. The cultural scene seemed to me to be quite pathetic for a city of 23 million! There are many efforts to boost the scene but there are simply not enough artists here.

D.: How do you feel in Shanghai?

M.: I lived in a lot of different cities and it is difficult to feel totally at home in Shanghai. It is not exactly inclusive.

D.: You seem very included…(both laughing)

M.: Yes but it is a kind of constant struggle

Relato China. Capítulo seis. Eduardo Arranz-Bravo

05.02.2015

Conocí a Eduardo Arranz-Bravo en la inauguración de su exposición en Shanghai, en la Galería Matthew Liu. Había  gente de todo tipo. A Eduardo le faltaba solo un día para volver a Barcelona. Pero le pude convencer para que me dedicara un momento dentro de su agenda apretada. Al día siguiente nos encontramos en Hyatt, donde estaba alojado. Muy cerca del  área del Bund, que me confió que le encanta. La despedida que hicimos fue muy bonita, porque paseamos juntos por la zona mencionada. Adelante  nuestra charla…

Dessislava: ¿Quién es Eduardo Arranz-Bravo? Si tuvieses que autodescribirte ¿qué dirías sobre ti mismo?

Eduardo: Bueno, trato de ser un pintor. Trato de ser un ser humano. Trato de divertirme con mi trabajo y trato de decir la verdad. De ser auténtico.

D.: Estudiaste Pintura en Sant Jordi, La Facultad de Bellas Artes, Universidad de Barcelona…

E.: Cinco años que me sirvieron para hacer grandes amistades y para nada más. Porque la enseñanza que tenían era de un tipo que no era precisamente apasionante. Pero yo creo que incluso los malos profesores y las malas experiencias ayudan mucho al artista, si es fuerte, a hacer todo lo contrario de lo que te enseñan.

D.: ¿Con qué edad empezaste a pintar?

E.: De muy pequeño. Con nueve años ya estaba todo el día trabajando. Era un escándalo este niño repelente que no paraba de dibujar, de dibujar y de dibujar. Estaba, creo, predestinado a ser artista. No me forzó nadie. Era yo que estaba todo el día con un lápiz, pincel o algo.

D.: ¿Qué dibujabas entonces?

E.: De todo. Hacía retratos. Y ya pintaba al oleo. ¡Imagínate tú! Los niños estos extraños que estaban todo el día pintando.

D.: ¿Luego?Eduardo_Mathhuew_72

E.: Seguí trabajando y trabajando y al final con dieciocho años entré en Bellas Artes. Luego me casé muy joven, con veintidós años. Me fui al servicio militar, que entonces lo hacía todo el mundo a pesar de que estaba casado y con hijos. Y luego ya empecé con los veinticuatro años de una forma muy profesional a entrar en la Sala Gaspar. Una galería muy importante de Barcelona que tenía Picasso, Miró. Y eso me dio un aire profesional y un cierto dinero para lanzar mi carrera como pintor y no hacer nada más. Nunca he hecho nada más. Quiero decir que nunca he tenido otro trabajo complementario, como profesor por ejemplo. Me he dedicado toda la vida exclusivamente a jugar con la pintura.

D.: En el año 61 tuviste una exposición importante que se titulaba “15 paintings by Arranz”.

E.: Con diecinueve años, sí.

D.: ¿Fue la primera?

E.: Sí. Y a partir de entonces no he parado.

D.: Me imagino que en esta época tu mercado fue España.

E.: Claro, al principio fue España. De una forma muy lánguida como te puedes imaginar. Mucha miseria y a aguantar. Luego, mucho más tarde, empecé con las exposiciones en el extranjero. En los setenta ya empezaba a hacer exposiciones en Suecia, en Alemania, etc.

D.: En São Paulo…

E.: El Museo de Arte Moderno de San Pablo es de los más importantes de Sudamérica. Arriba está el MoMA en Nueva York y abajo está el Museo de San Pablo. Pero esto ya fue muy posterior, en el año 89. Una gran exposición, sí, que pasó al revés. Luego la trajeron a España, en el Palau Robert, donde se hacían exposiciones de Miró y Clavé. Pero ya se ha acabado, ya no hacen exposiciones. Luego he tenido exposiciones en Barcelona que eran muy insólitas y muy bonitas que ahora son irrepetibles.

D.: ¿Cuáles son tus referentes en el arte?

E.: Todos los pintores buenos y todos los pintores malos. Los buenos para saber cómo es un camino bonito y los malos para saber lo que no tengo que hacer.

D.: ¿Unos nombres?

E.: No te voy a dar ningún nombre. Esto es interminable. Empezaríamos desde Egipto a lo que quieras. Todo me impresionó. De cosas buenas hay toneladas.

D.: Tú has hecho un cambio desde la pintura figurativa hacia  la abstracta.

E.: Al principio era una pintura mucho más inocente. Estaba recién casadito y los niños por allí. Era una pintura más tierna. Y como que he cambiado siempre lo que he tenido alrededor. La vida va cambiando y tú vas cambiando como hombre y como pintor. Voy evolucionando sin obsesiones de estilo. Yo pinto una realidad paralela a la realidad.

D.: ¿Cuáles son tus temas actuales?

E.: Yo no tengo ningún tema.

D.: ¿Cómo empiezas a pintar?

E.: Me tiro al cuadro como uno se tira a una piscina. Es el cuadro el que me dice lo que tengo que hacer, no yo. No tengo un tema previo. Yo tengo un diálogo. Yo escucho y el cuadro me va diciendo cosas. “Este rojo no es bonito, cambia este rojo” y yo lo escucho. “Este negro tiene que ser más potente” y yo escucho. Los cambios más sutiles que el cuadro me va indicando. Y llega un momento cuando el cuadro me dice: “No me toques más, ya estoy acabado”. O a veces me dice: “No, no acabo de ver esto acabado, espérate unos días” o un mes o unos meses…Porque se ha roto la comunicación y hay que esperar a establecer otra vez el diálogo.

D.: ¿Te dice otras cosas el cuadro?

E.: Es un diálogo, digamos visual. Mi trabajo es visual. No es literario. Hay pintores que son más literarios. Y a mí no me gustan ni los títulos. O sea que los pongo por obligación.

D.: Por catalogarlos.

E.: Claro, para catalogarlos, sino sería un lío. Y para mi asistente también, que tiene que tener los datos.

D.: Hablando de catálogos. Vamos a tocar el tema del mercado del arte porque estamos en China.

E.: El cupo de vanidad a los treinta años ya lo tenía vacunado. Lo digo como una realidad. He hecho Londres, Paris, Viena, he hecho todas las ciudades alemanas importantes, que son muchas. He hecho todas las ciudades españolas: Sevilla, La Coruña, Madrid, Barcelona, Valencia Bilbao… ¿qué ciudad no he hecho? He hecho Estados Unidos muy fuerte durante veinticinco años de exposiciones, con catálogo todas. Realmente he trotado. He ido y estoy teniendo siempre nuevas experiencias.

D.: ¿Y tu experiencia en China? Tienes ahora tu exposición en la ciudad de Shanghai.Cuadro_72

E.: Muy positiva. Me ha gustado mucho. Es mi primer experiencia en Asia. Luis (el ayudante de Eduardo) está haciendo las cosas en Asia. La próxima exposición será en Japón. Yo no organizo las cosas. He tenido la suerte de que puedo esperar a que llegue gente que me propone cosas. Nunca he propuesto nada. No he vendido ni un cuadro en mi vida. Nunca. Me han comprado cuadros. Parece lo mismo pero no es lo mismo. Nunca he cogido un teléfono para vender un cuadro, lo cual es una gran suerte. No he tenido la desgracia de tener que limosnear. Y esto ha sido una suerte desde que tenía veinticuatro años. Y basta que no vayas como un perro faldero persiguiendo cosas para que las cosas te lleguen. Así es la vida, sadomasoquista evidentemente. Y aquellos que se desesperan por tener un contrato o una exposición…, pues no lo consiguen. Se les ve el plumero.

D.: ¿Cómo respiras la ciudad de Shanghai?

E.: Respiro fantástico. Me ha encantado. Me ha encantado la vitalidad que tiene. Toda la energía que tiene. Yo soy un hombre energético. He comunicado con la ciudad. Estuve inaugurando hace poco en Moscú y no me gustó nada. ¿Qué más quieres que te diga? No era mi ciudad. Nueva York me gusta mucho, San Francisco me gusta mucho, Moscú no me gustó para nada. Shanghai me ha encantado. Estoy feliz. Me ha encantado la energía que tiene la gente.

D.: ¿Y Barcelona?

E.: Yo me levanto a las cinco de la mañana a pintar. No sé nada más. La ciudad ha dejado de existir culturalmente.

D.: ¿Dónde está tu estudio?

E.: En Vallvidrera, allí en la colina. Es un estudio muy grande que ha hecho Jordi Garcés y que ha ganado un FAD. Es muy bonito, con una gran cúpula.

D.: La pintura es el lenguaje dentro del arte que se ve que nunca muere.

E.: Porque es una necesidad. ¿Por qué aquel hombre muerto de frío y de hambre tuvo necesidad de pintar? Yo creo que es una necesidad ligada al ser humano. El ser humano necesita una imagen de protección, digamos con toda la estupidez. Y eso es muy bonito.

D.: Yo te conocí en la inauguración que tuviste en la Galería Matthew Liu. Es una de las mejores galerías de Shanghai. Antes de tu exposición hubo una de Candida Höfer. Ella es una de las fotógrafas que más cotiza en el mercado de arte hoy en día. ¿Vinieron a comprar tus cuadros?

E.: Sí. Funcionó muy bien.

D.: ¿Tienes vínculo con el mundo del cine?

E.: Yo he hecho dirección artística en cuatro, cinco películas. Me gusta mucho el cine.

D.: ¿Con qué directores has trabajado?

E.: Sobre todo he trabajado con Jaime Camino. Ha hecho una película con Vittorio Gassman que fue muy divertida de hacer, por Vittorio Gassman sobre todo. Es bonito hacer dirección artística en el cine. A veces tienes que esperar. No volvería hacerlo. Es una etapa de mi vida que fue divertida. Me dieron un premio de la Generalitat a mejor dirección artística para una película sobre Las Meninas de Velázquez.

D.: Hablando de la Generalitat, Colita hace unos meses rechazó el premio de fotografía.

E.: Sí, y lo ha hecho muy bien. Es amiga mía. Ha salido la noticia solo en los periódicos de Barcelona. Lo que han hecho los últimos gobiernos de España ha sido desastroso con la cultura. Y los países que no tienen cultura no existen. A ver si se enteran. Por lo menos lo he dicho. La política cultural española  ha sido desastrosa con los socialistas, con PP y con “pipi”…, con todos, un puro desastre. Y claro, rebajar la cultura, que siempre es lánguida, es muy cruel. Estos países que no tienen cultura dejan de existir. Evidentemente la economía me parece primordial porque la gente no se puede morir de hambre. Pero no olvidar nunca la cultura porque sino el país no existe. Queda difuminado. Queda perdido.

D.: ¿Dónde consumes arte en Barcelona?Woman_fish_72

E.: Casi no veo arte en Barcelona. Y no tengo ni galería. En un mes he inaugurado en cuatro ciudades del mundo y no tengo nada en mi ciudad. En este momento tengo exposiciones en Nueva York, en San Francisco, en Moscú y en Shanghai. Cuatro sitios del mundo bien dispares uno de otro y en mi ciudad no tengo nada. Afortunadamente tengo mi fundación que la está llevando con gran cariño Albert Mercadé, mi director. Promocionando artistas jóvenes y haciendo lo que puede. Y ya es un punto de referencia. Hacemos muchas exposiciones, trabajamos mucho. Con dos duros sacamos milagros. Y ha caído simpática por esta dedicación que hacemos al arte muy joven. Hacemos catálogos a chicos que no se comían ni una rosca. Luego si ellos se empeñan o no es otro asunto. Pero que un chaval joven tenga un buen catálogo es un punto de apoyo que ninguna galería de Barcelona se lo va a dar. ¡Ninguna!

D.: ¿Tus referentes en la literatura?

E.: Yo leo cada día. Estoy releyendo más que leyendo. Releyendo muy a gusto los clásicos. Escucho música cada día también. Pero nunca las cosas mezcladas. Me gusta desde el rock más rotundo hasta  Bach. Me encanta Bach. A mí me parece patético pintores que se ponen música de fondo para pintar. Esto es imposible. Cuando pintas tienes que pintar. Cuando escuchas música tienes que escuchar música. Sobre todo si tienes categoría. No puedes hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Relato China. Capítulo cinco. Renee Chen

29.01.2015

Renee Chen es una pájara colorida que vuela entre la niebla y la polución que abrazan la ciudad de Shanghai. A Renee no le importa teñir su pelo de verde o gritar de felicidad en sitios de lujo o simplemente no parar de bailar hasta la mañana. Esto igual para una ciudad como Barcelona no suena como una pequeña revolución pero en un país como China creedme que lo es. Ella habla de Fellini y Godard. Defiende la fuerza femenina en un mundo que conoce hasta la perfección, que es  Gucci o Louis Vuitton pero no tiene idea quién es Ai Weiwei. Os presento Renee Chen…

Dessislava: ¿Quién es Renee Chen? Si tuvieses que autodescribirte ¿qué dirías sobre ti misma?Renee_gorros_azul_72

Renee: Desde que era una niña pequeña he soñado muchísimo con los ojos abiertos. Tuve la misma fantasía desde hace mucho tiempo. Siempre pensé que nuestro universo no es el único que existe. Que debe haber otros universos fuera del nuestro. Que vivimos en un mundo construido por capas. Yo soñaba con que pertenecía a un universo de unas pocas capas fuera de nuestro universo. Y todo era de color rosa. Mi familia y yo éramos los únicos seres humanos en ese universo. ¡Todo el resto eran animales! Teníamos todos los tipos de animales de la tierra, excepto serpientes y bichos, porque tengo miedo de ellos. En mi mundo, todos se alimentaban con hierba. Los habitantes no se comían entre sí. Yo tenía una varita mágica que quería llevar a la tierra. Soñaba con hacerlo para poder ir a los mercados y a las granjas y salvar a todos los animales. Solo al apuntar hacia ellos con mi varita mágica, los transportaba a mi universo. Ese era el sueño que tenía desde los seis años.

D.: Una niña pequeña ya creativa….

R.: Creo que la gente se avergüenza de admitir que le gustan las cosas de chicas.

D.: ¿Ah sí?

R.: La mayoría de la gente piensa: “No me importa el color rosa. El color rosa es demasiado femenino “. Y a mí me encanta el color rosa. Me encanta todo lo femenino. Me encantan las barbies.

D.: Cuando dices esto tal vez a alguien le parecería superficial. Pero antes de venir a tu estudio estudié tus colecciones y son realmente profundas.

R.: No creo que si te gustan el color rosa y las barbies seas superficial. Las personas son diferentes. A algunos les encanta el color negro. A algunos les gustan los colores. No significa que si te gusta el color rosa seas una persona superficial. Es sólo tu preferencia.

D.: Sí, pero para mí la barbie está relacionada con el concepto de la belleza perfecta.

R.: Me encantan las barbies porque las puedo vestir de cualquier manera que me guste y que me apetezca. Sobre todo, creo yo, la forma de vestir es como una extensión de la personalidad. Cuando era niña tuve un montón de barbies versión china. Hice muchísimos pequeños vaqueros y pequeños vestidos para ellas.

D.: ¿Cómo empezaste a hacer ropa?Tocado_rojo_72

R.: Se puede ver que Honey Sucker (la marca de Renee) tiene que ver con contar historias.

D.: Sí, es una manera muy interesante. Y para nada convencional.

R.: No quiero que mi ropa sea aburrida. No quiero modelos que no transmitan nada y posen delante de un fondo blanco. Tengo un tema para cada colección. No quiero que la gente sólo se sienta cómoda y estéticamente guapa en mi ropa. Quiero que la gente se involucre en la historia. Quiero que se sientan parte de la misma historia.

D.: ¿Qué tipo de historias sueles contar?

R.: Mi primer colección es sobre hadas-flores. Es sobre un ángel caído que perdió su fe. Se cayó en un bosque mágico donde conoció a las guapísimas hadas-flores y se enamoró en ellas. El amor que aprendió de las hadas le ayudó a recuperar su fe y sus sueños perdidos. La colección está dedicada a todas las hadas-flores que son las chicas que inspiran a la gente a amar y a soñar.

D.: ¿Qué historia cuentas en la siguiente colección?

R.: La segunda colección es sobre dos chicas que son adictas a los cómics y que siempre soñaban con ser súper heroínas. Un día llegó un paquete sorpresa y cambió su vida. El paquete fue de una escuela oficial que entrena a las chicas que quieren ser súper heroínas. Después de muchos esfuerzos y trabajo constante ellas lograron convertirse en súper heroínas oficiales. Y comenzaron a vigilar la ciudad. Se trata sólo de seguir tus sueños. De hacer lo que sea necesario para lograrlos y que nunca te des por vencido.

D.: La tercera colección se titula Runaway…

R.: Se trata de dos chicas adolescentes que huyen a Los Ángeles. Se enamoran la una de la otra. Se trata de la conexión especial entre la gente: todos queremos encontrar un alma gemela, porque en general los seres humanos somos unos seres solitarios en este mundo.

D.: Una de las dos chicas, Sara, tiene un aspecto muy andrógino ¿es algo que habías buscado especialmente?Barbies_72

R.: Claro. Porque esto va relacionado con el concepto “honey sucker”: una parte es la miel y la otra parte es quien la chupa. Siempre hay una chica de aspecto dulce y otra con una mayor actitud. Sara es definitivamente la chica que chupa y Rachel es la miel.

D.: Referente de tus trabajos en el mundo del cine, mencionas directores como Godard, Fellini, Bertolucci, Hitchcock.

R.: La colección Dreamers fue inspirada por la película de Bertolucci Los soñadores. Así que en el lookbook, escribí todas mis citas favoritas de todas las otras películas dentro de Nouvelle Vague.

D.: ¿Cómo empiezas a crear? ¿Primero viene la historia o primero son los diseños de las prendas?

R.: Primero viene el tema general de la historia. Qué tipo de historia quiero contar exactamente. Luego llegan las prendas. Y después es la sesión de fotos. A veces las cosas suceden al azar durante la sesión de fotos. Y simplemente lo que hago es añadir las nuevas ideas.

D.: ¿Estás trabajando sobre alguna nueva colección ahora mismo?

R.: ¡Sí! La siguiente colección es sobre cómo muere el planeta. La verdad es que está basada en una pesadilla que tuve una vez. En mi sueño la tierra se estaba muriendo. Todo el alrededor era de colores rojo y marrón sangrientos. Estaban intentando unificar a todos los habitantes. Y a mí me seleccionaban, pero no quería ir porque no quería ser como el resto de la gente. Entonces un grupo de nosotros intentó escapar y fuimos asesinados. Me desperté muy deprimida. Me sentí como de verdad en el fin del mundo.

D.: Tienes la historia ¿y la ropa?

R.: Justo ahora estoy trabajando en los diseños pero aun estoy en proceso de creación.

D.: ¿Dónde produces tus prendas?Barbies_2_72

R.: En China.

D.: Estudiaste diseño de moda en L.A.

R.: Sí, fue así. Aprendí mucho. La escuela era muy buena. Sobre todo aprendí muchas técnicas. Pero me da la sensación de que mucha de la gente que estudia en las escuelas de moda es verdaderamente estúpida. Yo pienso que para la moda, para el arte, para el diseño lo único que te puede aportar la escuela es el conocimiento sobre las cuestiones técnicas. Las ideas y el buen gusto nacen contigo mismo.

D.: ¿Dónde sueles ir a ver exhibiciones de arte?

R.: En L.A. hay unos museos que son geniales.

D.: ¿Y en Shanghai?

R.: La verdad es que no he estado en ningún museo en Shanghai. Por eso no tengo ni idea sobre el tema.

D.: ¿Qué pasa con la China contemporánea? ¿Cómo te sientes aquí?

R.: Me parece que las cosas van mejorando. Debido a que la economía crece demasiado rápido la mentalidad de la gente todavía va por detrás. La gente tiene hambre de dinero. A la mayor parte de la gente solo le interesa el dinero. Este es el problema.

D.: ¿Y la moda?

R.: Los chinos tienen muy mal gusto para vestirse. Solo van buscando las marcas de lujo. Lo que quieren hacer es enseñar cuánto dinero tienen y cuánto ganan.

D.: ¿Crees que esta situación va a cambiar a mejor?

R.: Definitivamente va a mejorar. Ahora mismo el problema general es que la gente se enriquece de una manera demasiado rápida. Cuando pasen más tiempo en su clase social van a empezar a preocuparse por otras cosas a parte del dinero. Los ricos son muy ricos y los pobres son muy pobres. Este es otro problema.Renee_casco_72

D.: Sí, la diferencia entre las clases es bestial. Vine en metro a tu estudio. Estaba lleno de gente verdaderamente muy pobre.

R.: Sí. Y luego la clase rara es la clase media porque ellos también quieren ser ricos. Por eso ellos empiezan a comprar marcas de lujo. Porque quieren demostrar que ellos también tienen dinero.

D.: Es un concepto tan diferente al de Europa. En Europa la idea es tener una fuerte clase media. Y la gente que es verdaderamente rica nunca expone sus bienes materiales.

R.: China es muy diferente. La gente cree que ser rico significa tener una posición elevada en la sociedad. Y que van a ser respetados por la sociedad sólo por ser ricos. Y que nadie puede meterse con ellos. Este es otro problema en la China contemporánea.

D.: ¿Qué tal el tema del arte en la China contemporánea?

R.: La mayor parte de la gente en China probablemente no tiene ningún tipo de idea de lo que es el arte bueno. Pero los ricos invierten en arte porque creen que ayuda a marcar su estatus en la sociedad. Y yo pienso que la situación va a mejorar. Que la gente va a empezar a educarse en arte.

D.: ¿Y qué tal las cosas prohibidas en China? Por ejemplo yo estoy sufriendo mucho por no poder ir al cine. (Los cines como edificios existen pero el contenido es pésimo)

R.: Creo que pasa porque no tenemos un sistema de clasificación de películas. Todo lo que se proyecta en los cines debe ser apto para niños. Y el gobierno está tomando el control de todo.

D.: Tú vives entre L.A. y Shanghai.

R.: Sí, vivía los últimos seis años en L.A. Y es tan raro para mí cada vez que vuelvo desde L.A. Siempre necesito algunas semanas para adaptarme de nuevo a la vida en China. La sensación entre los dos mundos es muy diferente. Pero me gusta.

D.: Sí, lo puedo confirmar. Es muy inspirante. Siento lo mismo, yo vengo de Barcelona.

R.: El cambio de las ciudades es muy emocionante.

D.: ¿Dónde se vende tu marca Honey Sucker?

R.: Ahora mismo hay dos tiendas en L.A. que llevan mi línea de ropa. Y luego hay otra tienda en Nueva York y también hay una en Hong Kong. Y ojalá tenga más en el futuro próximo.

D.: Ahora mismo estamos en tu estudio en Shanghai. Se titula Studio Impractical y es donde vendes ropa vintage.

R.: Me encanta la ropa vintage. Me parece que ya no se hacen prendas como las de hace años. Antes se ponía mucha atención en los detalles. Cada pieza era única. Ahora estamos en la era de la producción masiva. En Shanghai no hay muchas tiendas para cosas vintage. Y las que hay tienen unos precios cósmicos. Por este motivo empecé el proyecto con una tienda vintage mucho más asequible. (Las prendas vintage en Shanghai tienen precios entre 100 y 500 euros. Cosas que en Barcelona pueden costar 10 euros)

D.: ¿Qué tipo de gente son tus clientes?Tocado_72

R.: Gente que aprecia la ropa vintage y que no quiere llevar lo mismo que el resto de las personas.

D.: Me imagino que la información de tu estudio va de boca en boca porque está un poco escondido. Lo que quiero decir es que no se encuentra en una calle principal.

R.: Sí. Y también hay personas que pasan por aquí y cuando ven mis pequeñas señales y pegatinas empiezan a buscar. Es muy raro pero la mayoría son chicos. Y cuando entran me preguntan: ”Es un sitio de masaje?” (las dos nos reímos mucho)

D.: ¿Cuáles son tus pasiones?

R.: Disfruto vistiéndome a mí y a otras personas. Y Honey Sucker es sobre el poder femenino. Se trata de las chicas que se divierten y hacen lo que quieren y a las que les importa una mierda lo que piensen los demás. Ellas son las que inspiran al resto de la gente con su energía.

Más información en: http://www.honeysuckerapparel.com

Relato China. Capítulo cuatro. Tiago Valente

21.01.2015
Sin duda Tiago Valente es protagonista de una de las entrevistas que siempre recordaré. ¿Por qué? porque la hice en Shanghai, una ciudad seca y dura. Una ciudad de vientos y de rápida velocidad. Ciudad de negocios, neones, lujo, pobreza y poca ternura. Allí la gente no llora y si lo hace es a escondidas…charlando con Tiago acabamos los dos envueltos en lágrimas. Además su sensibilidad y su manera de ver el mundo no me dejaron ni mucho menos indiferente. Le conocí a través de Samanta Falcone, una tremenda mujer y para mi suerte, una maravillosa amiga. Os presento a Tiago Valente, el dueño de un alma muy especial…
Dessislava: ¿Quién es Tiago Valente? Si tuvieses que autodescribirte ¿qué dirías sobre ti mismo?

Tiago: Tiago Valente es como un gato…

D.: ¿Un gatopardo?

T.: Un gato multicolor. Porque Tiago Valente ha tenido y sigue teniendo un montón de vidas en una. También soy muy gatuno cuando me muevo y planeo las cosas.Tiago_trabajando_72

D.: Vamos a empezar desde el inicio. Naciste en Portugal.

T.: Nací en Portugal y me crié la mayor parte de mi vida en España. Empezamos con las historias de las vidas de Tiago.

D.: Primer capítulo. Actor.

T.: Tiago desde muy jovencito siempre quería expresarse. Y no sabía muy bien de qué manera y de qué forma. Así que  lo primero, siguiendo su intuición, fue la interpretación.

Ya desde muy pequeño empecé a trabajar como modelo de publicidad. Con el tiempo pasé de hacer anuncios a tener papeles pequeños en series de televisión. Hasta que llegó mi primer gran trabajo como protagonista en una serie que se rodaba en Australia, pero de eso hablaremos más adelante.

D.: Vamos a ordenar la línea de tiempo. Estamos en el momento Selectividad.

T.: Yo quería ser cirujano plástico (algo relacionado inconscientemente, de algun modo, con lo que más adelante me dedicaría a hacer, explorando el concepto de identidad).  El caso es que era un desastre en matemáticas y química, a pesar de parecerme aún hoy, ciencias maravillosas.

Yo quería seguir adelante con mis estudios de interpretación, pero mis padres me pusieron como condición estudiar “una carrera universitaria, una carrera de verdad”, así que entré en  empresariales, donde apenas duré una semana.

Hablé con mi padre y finalmente pactamos que entraría en Periodismo, una carrera fantástica y  algo más relacionado con mis intereses de expresión y el relato de historias, aunque en aquel entonces , fuera  a través de un soporte distinto.

D.: ¿Licenciado en periodismo?

T.: Diplomado, porque estando a mitad de carrera, un buen día mi representante me manda un guión de una serie que se coproducía en Australia.

Al leer el guión, en seguida me dí cuenta que aquel papel era para mí. El protagonista se llamaba Antonio y me dije a mi mismo: “yo soy Antonio”.Tiago_estudio_detalles_3_72

D.:  Y te fuiste a Australia.

T.: Hice ocho duros castings porque en aquel momento yo no era un actor conocido. Pero al final conseguí el papel. Comenzamos a rodar en España durante un mes y entonces me fui a vivir a  Australia, grabando allí durante cuatro meses. He de decir que con mis diecinueve añitos viví un cuento de hadas maravilloso. Sobre todo porque fue allí donde descubrí el significado del sentimiento de autorrealización. Allí fue donde sentí esa felicidad tan grande de trabajar y ganarse la vida en lo que a uno realmente le apasiona y cuando se divierte haciendo esto. Por primera vez experimenté el sentimiento de libertad e independencia, algo que sentó unas bases sólidas para el resto de mi vida.

Pero yo quería seguir probando cosas. El siguiente campo que quería probar fue el de la moda. Siempre me había fascinado el testimonio social combinado con el delirio creativo de la alta costura, pero en aquel entonces, ser diseñador no era tan cool como se considera ahora, y en una familia tan conservadora como la mía, esta nueva batalla no fue fácil, pero al final, me salí con la mía.

D.: Y te fuiste al IED (Instituto Europeo de Diseño) Madrid.

T.: Estudié durante tres años allí. En el último año de carrera gané el concurso de jóvenes diseñadores del Festival Internacional de Benicasim.Y gracias a esto la colección que presenté tuvo un impacto mediático bastante fuerte.

D.: ¿Cómo se titulaba?

T.: “Collège Saint Antoine eté 1939”. Yo construía colecciones de la misma manera que aprendí construir personajes en los años de interpretación. Todo es muy teatral. Todo tiene un carácter.

Y así empecé con mi propia marca.

D.: ¿Dónde se ubicaba la base?

T.: La base estaba en Madrid pero para minimizar los gastos de producción tuve que pensar en otras fórmulas más asequibles, así que como parte de mi familia vivía en Brasil, allá me fuí, a Sao Paulo a producir mi colección durante 3 meses, y de esta forma sincronizaba igualmente la venta en ambos hemisferios.

D.: Y empieza Tiago Valente.Detalles_erstudio_Tiago3_72

T.: Tal cual. De hecho la primera colección la patroné yo. La corté yo, El muestrario lo cosí yo. Todo , todito todo.  Y luego ya en la siguiente colección que fue ET DIEU CRÉA LA FEMME ya empecé a montar un pequeño equipo en Brasil.

Fueron tres años muy intensos, trabajando sin descanso alguno y combinados con otros trabajos freelance como escaparatista y estilista, incluyendo mis primeras incursiones en el mundo del arte.

Con toda esta locura de trabajo, un día recibí una llamada del grupo Inditex, estaban interesados en contratarme para trabajar en Zara. Fui a la entrevista, con mucha curiosidad (ya que al haber empezado directamente a trabajar en mi marca, nunca había ido anteriormente a ninguna entrevista de trabajo en moda, así que me intrigaba mucho saber qué tipo de cosas te preguntan en esas entrevistas).

A la semana, el día de mi cumpleaños, me llamaron para decirme que me contrataban.

D.: ¿Te fuiste a La Coruña?

T.: Allí viví cuatro años. Aprendí muchísimo. Pero no es allí donde me veía. Se me quedó un poco pequeño. Porque siempre antes había vivido en ciudades grandes, con ritmo y donde pasan cosas. La Coruña es una ciudad de 200.000 habitantes y no exactamente un epicentro cultural, cosa que yo echaba mucho de menos.

D.: Y ahora estamos en Shanghai que es una ciudad de veintitrés millones.

T.: Sí. Toda la gente que trabajaba para Zara vivía allí. Tu concepto de intimidad se ve bastante limitado. Vas a una playa nudista y aparece tu jefe en pelotas. Algo que de hecho me llegó a pasar (nos reímos). En este momento yo empecé trabajar como coordinador de diseño de la colección que se producía en Asia. Y esto me dio la oportunidad de viajar bastante. Empecé a viajar y a trabajar con India, con China, con Corea. Pero sobre todo con India, que es uno de los lugares más inspiradores y más mágicos del mundo.

D.: Este es el primer toque con Asia. ¿Cómo viniste a Shanghai?

T.: La primera vez que vine a Shanghai por trabajo, me vi viviendo aquí perfectamente. Me acuerdo que lo pensé y se lo comente a mi madre hablando por teléfono desde un restaurante en el Bund. Y mira las cosas en la vida. Un año después un head hunter me contactó y me ofrecieron un puesto como director de diseño de una marca china de textil. Esta propuesta vino justo en el momento en el que yo necesitaba un cambio de vida. Trabajé en la empresa un año y medio. Pero yo seguía teniendo mis inquietudes artísticas y decidí que era el momento de empezar  a “make it happen”.Tiago_Polinesia_72

D.: Por esto a mí me gustaría que hablemos un poco más de tus trabajos artísticos.

T.: Cuando dejé la empresa decidí irme a hacer una expedición a Papúa Nueva Guinea. Siempre había querido hacer un viaje de investigación a esta parte. Fui sólo y conviví con varios grupos tribales. Viví una temporada en el río Sepik, donde vi cosas que me empezaron a marcar muchísimo en mi carrera como artista.

D.: ¿Cómo?

T.: En cada tribu tienen unas construcciones que se llaman “Haus Tambaran”, o “casa de los espíritus”. Allí solo pueden entrar los hombres. Y es allí donde se deciden todas las cosas importantes del grupo. Ellos hacen una ceremonia de iniciación con una especie de cuchillos hechos con bamboo y unos pigmentos naturales. Se hacen unos cortes en la espalda y alrededor de los pezones. Cuando cicatrizan, se crean unas formas que se asemejan a la piel del cocodrilo. Porque en el Sepik, se venera a este animal, uno de los pobladores número 1 de la zona. Después del rito se quedan un mes en el Haus Tambaran para recuperarse. El Haus Tambaran es un mundo dentro de otro mundo. Es una puerta a otra dimensión. Es un concepto que me marcó mucho. Eso y la simbología que encierran las máscaras de cada una de estas tribus, tema que empecé a estudiar con un antropólogo de la Universidad, allí en la capital, Port Moresby, para poder entender más de toda esta simbología.

Después seguí mi viaje hacia las Islas Salomón, y de allí a Fiji.

Fin de mi primera expedición, y sin duda un antes y un después, no solo en mi carrera, sino también en mi vida.

D.: ¿Cuánto tiempo duran estos viajes?

T.: La primera expedición fue casi dos meses. Luego el siguiente año viajé de nuevo a Fiji, y de ahí a Tonga. Mi tercera expedición la realicé a Vanuatu, una de las más increíbles hasta la fecha.

D.: Es allí donde montaste tu obra.

T.: La pieza se llama MONU´IA.

D.: ¿Qué quiere decir?

T.: Es una palabra que viene del idioma Tongano.

Mientras viajaba por Tonga, para ir de una isla a otra, me pilló una tempestad que me obligó a coger un barquito de un pescador, para que me llevase a otro barquito un poco más grande y de ahí finalmente al gran ferry irme. Fue toda una odisea. Cuando por fin embarqué en este barco, una señora que también me ayudó a subir al barco, me miró, me sonrió y me dijo: ”monu´ ia”. Significa “suerte”, “ánimo”… es una palabra muy optimista y muy usada por los tonganos.

Una vez de vuelta en mi estudio en Shanghai, empecé a trabajar en un lienzo a gran formato, pero como la pintura no es lo mío, decidí llevar esta hazaña a cabo, usando material textil, empleando una técnica muy laboriosa y artesanal que había trabajado varias veces antes, en mis tiempos de diseñador de moda. Terminé la obra y mirándola me di cuenta de la referencia, en cuanto a concepto, al Haus Tambarán de Papúa Nueva Guinea, como representación de una puerta a otra dimensión. Dos días antes de irme a mi nueva expedición a Vanuatu, vine al estudio y me puse a mirar la pieza de nuevo. La descolgué, la enrrollé y la metí en mi backpack.Detalles_erstudio_Tiago2_72

En Vanuatu, conviví con 4 grupos étnicos diferentes, con distintos grados de contacto con la civilización. En cada uno de estos grupos, montaba esta instalación y observaba como reaccionaban estos grupos a este tipo de estímulo artístico, totalmente ajeno a sus valores de juicio crítico, cultural o social. Documenté todo el proceso de mi estudio de campo.

MONU´IA es un espacio que está preparado para estar integrado en cualquier tipo de paisaje Físico, geográfico o emocional de cualquier tipo. El punto en común de todos estos grupos es la espontáneidad de su gran generosidad y ayuda desinteresada. Con todos estos grupos tuve experiencias maravillosas, pero sin duda alguna con el último de ellos, el más primitivo de todos, viví una de las vivencias más increíbles hasta ahora en mi vida. El jefe de la tribu, Yapa, me adoptó, me hizo miembro de la tribu y me dio un nombre. Me emociono cada vez que lo cuento.

D.: ¿Cómo es tu nombre?

T.: Ay, que me emociono. (A Tiago le saltan las lágrimas) Mi nombre es Na Pua.

D.: ¿Qué quiere decir?

T.: Yo estaba allí en un momento en el que era la época seca. Yo le había explicado a Yapa que iba de una isla a otra y llevaba la pieza conmigo. Entonces él miró el cielo y me dijo : “Tu eres Na Pua porque eres como una nube. Porque tú vas y vienes de una isla a otra volando y traes cosas buenas”. Na Pua significa nube. Porque la nube trae el agua y el agua es algo muy apreciado para ellos. Fue maravilloso. (Nos reímos entre lágrimas, emocionados los dos. Tiago me enseña videos de su expedición).

D.: Tu estudio está lleno de máscaras.

T.: Porque exploro identidades. Las estudio, las analizo, creo otras nuevas, y me ayudan a construir otros nuevos seres, otras nuevas realidades, nuevos universos.

D.: Tienen volúmenes muchas veces. Se expanden.

T.: Son explosiones. Lo que hago es congelar explosiones.

D.: Trabajas mucho con madera. ¿Por qué?

T.: Es un material orgánico. Es un material que está vivo y sigue cambiando. Cambia de color, cambia de textura, de flexibilidad. Le afecta la temperatura de la habitación en la que esté. Es un material que sigue mutando. Y esto a mí me fascina. Que  un material siga vivo y en constante cambio, dentro de una obra, me fascina.

D.: También incorporas espejos, reflejos.

T.: Sí.  Sobre todo en la serie llamada “Distonia”. Distonia es un sídrome nervioso que afecta al movimiento de ciertas regiones del cuerpo. En mi caso, cuando brotó, lo hízo en la cara, por eso se llama Distonia facial. Ahora ya está bastante controlado, pero en aquel entonces, llegué a tener hasta agujetas en la cara, debido a los espasmos que producía.

Cuando me diagnosticaron este síndrome, decidí encerrarme en mi estudio para analizarlo al milímetro y así poder entender mejor mi propia enfermedad. Para ello tuve que pasar muchísimas horas delante de un espejo, tomando notas, vídeos, y dibujos de las trayectorias de mis músculos faciales. Te puedo asegurar que cuando te sientas tantas horas delante de un espejo, tu elección del material sin duda alguna se ve bastante afectada por ello. Porque al fin y al cabo son reflejos de mi mismo y de mi propia historia como individuo.

D.: ¿Me puedes explicar el proyecto Please Meat Me?Detalles_erstudio_Tiago_72

T.: Es un libro de experiencias multisensoriales. Es un proyecto que consiste en diferentes capítulos. Cada capítulo es una colaboración con un artista y se cuenta de una forma distinta. La base de esta historia es una tribu de caníbales que son criados con la creencia  de que ellos cuando sienten amor verdadero con alguien se lo tienen que comer. Solo en este momento pueden devorar a otra persona. Es una realidad inventada por mí donde exploro tradición, educación, identidad, amor, sentimientos, formas de afecto…

D.: También has colaborado con un coreógrafo.

T.: El primer capítulo que desarrollamos de Please Meat Me fue una pieza perfomativa. Para ello Trabajé con Iker Arrúe, que es un bailarín y coreógrafo contemporáneo maravilloso. Él estaba en Shanghai como artista residente en Swatch por aquel entonces y cuando nos conocimos, en seguida conectamos a muchos niveles. Así que allá nos tiramos, a la aventura, una aventura muy bonita y muy especial. Sabía la historia que quería contar. Quería trabajar con mi cuerpo. Mezclar las esculturas que hago con el movimiento del cuerpo, con el arte del sonido, para el que tuvimos la suerte de contar con el trabajo siempre impecable de Luís Miguel Cobo.

D.: Tocando el tema no puedo no preguntarte por la Teoría Queer y la nueva sexualidad. ¿Existe una sexualidad contemporánea?

T.: Los indivuduos presentados en este performance son eso, individuos.

No son él ni son ella. En la pieza, Iker y yo vamos con el torso desnudo. Somos hombres aquí en este mundo pero en aquel mundo son ellos, son seres.

Yo hablo de conceptos muy abstractos. La educación, el amor, la tradición, entre otros, son conceptos muy abstractos. Cuando se habla de algo que tiene una profundidad tan grande ¿qué importa si son hombres o son mujeres? Eso para mí no es relevante en mis proyectos porque yo hablo de algo mucho más allá.

Relato China. Capítulo tres. Thomas Charvériat

16.01.2015

Thomas Charvériat es artista. Los espacios que ha creado tienen un ritmo distinto de la idea convencional de una galería de arte. Se titulan Island 6. Dentro de los espacios trabajan colectivos. La idea del ego del artista es algo muy anticuado para Thomas y su equipo. Firman manifiestos y funcionan en grupo. Os presento el Thomas Charvériat.

Dessislava: ¿Quién es Thomas Charvériat? Si tuvieses que audescribirte ¿qué dirías sobre ti mismo?

Thomas: Me gusta viajar. Me gusta descubrir nuevos sitios. En China la gente se define por lo que hace.

D.: Eres de Paris. ¿Cuánto tiempo viviste allí?

T.: Me quedé hasta el final de mi escuela y luego me fui.

D.: Te fuiste a Nueva York para hacer tu máster de escultura.Thomas_72

T.: Un máster es un máster. Además Estados Unidos es muy político. Tengo buena experiencia pero nunca aprendí nada de escultura.

D.: ¿Por qué? ¿Fue una escuela más conceptual?

T.: Sí. Más teórica. Más intelectual. En general una buena escuela. Yo quería aprender escultura porque nunca lo había hecho antes pero no aprendí nada de escultura. Aprendí otras cosas.

D.: Lo que es muy interesante en tu caso es que tu formación es artística, es de Bellas Artes pero hoy en día tú eres galerista.

T.: A mí lo que me gusta del arte es hacerlo. Venderlo no me gusta tanto. Pero es muy difícil vivir de tu arte. Mis amigos que son artistas tienen otro trabajo para mantenerse, para sobrevivir. Como por ejemplo profesor de arte, hacen diseño para páginas web, etc. Y a mí me gusta vivir solo de mi arte y la verdad es que no hay muchas opciones. Tienes que abrir tu propia galería e intentar no depender a nivel de venta de otra gente. A mí lo que me gusta es hacerlo todo. De A a Z. De hacerlo, de venderlo, de promocionarlo. El problema del mundo del arte es que no hacen falta diplomas. El mundo del arte atrae mucha gente buena y mucha gente mala. Lo veo cada día. Es increíble.

D.: Tú has creado un colectivo de arte que está dentro de la galería. Se titula Liu Dao.

T.: Lo más bonito es el arte mismo. Hay mucha gente alrededor del arte que intenta aprovecharse de ello de malas maneras. Y lo que estoy intentando hacer es sacar todos estos problemas. Todas estas cosas que no son tan importantes a nivel de creación de arte. Yo quiero que mis artistas sean independientes. Tener dinero para vivir de esto. Tener suficientes fondos para que los artistas puedan comprar material. Sin tener que hacer otra actividad que no sea su propio arte. El problema cuando vas a estudiar arte es que lo profesores te enseñan el culto del ego. Ser famoso. Eso no es importante. Por eso he creado un colectivo. Lo importante es crear. Da igual el resto. Es una cuestión práctica la del colectivo. La personalidad del artista y su arte son cosas completamente diferentes. Es importante guardar el arte puro. En el colectivo estamos haciendo arte sin poner el ego delante.

D.: ¿Cuánta gente está dentro del colectivo?

T.: Es un colectivo que está abierto. Pero hay unas reglas. Todo el mundo tiene que ser residente en Shanghai. Todo el mundo tiene que estar abierto a colaborar con otra gente. Los que entran tienen que tener fe en el  colectivo. Y esto es muy difícil para un artista que piensa que tiene que cultivar su ego. Para que un artista sea bueno tiene que hacer mejor arte del que se hacía antes. Y no pensar en ser famoso. Esto da igual. La única cosa importante es que el arte sea bueno.

D.: Trabajáis mucho en la área del arte digital.China_72

T.: El arte digital es lo mejor para colaborar con otra gente. Para sacar el obstáculo del ego tenía que poner una regla más: solo se puede crear con otra persona. La obra nunca es sólo tuya. Es también de la otra persona.

D.: Ahora estamos en una de tus galerías. Es sábado. Hay mucha gente que está trabajando.

T.: Siempre hacemos cosas. Hay un equipo que está filmando. Están haciendo animación para una obra. También puedes escuchar la máquina de láser que está cortando un plástico. También para una obra de arte.

D.: Yo conozco tu galería desde la Feria de Arte Contemporáneo SWAB. Y cuando vi las obras en Shanghai las reconocí enseguida. Tienen su particularidad.

T.: La gente cambia pero las técnicas que usamos son las mismas. Siempre se pueden reconocer.

D.: Lo de las reglas suena como los manifiestos de las vanguardias de principio del s.XX. ¿Existe físicamente algo similar que firmáis?

T.: Sí. Lo primero que hace todo el mundo cuando entra es firmar un papel que es solamente una línea. Que realmente lo que dice es que todo lo que hacen por el colectivo pertenece al colectivo. Es también importante por cuestiones legales.

D.: ¿Cuántas galerías tienes?

T.: Ya tenemos cinco espacios. No todos funcionan. Hay espacios que no hacen nada de dinero. Pero estoy enviando el mensaje de que los artistas también pueden tener éxito. Que pueden permitirse espacios y vender bien. Yo creo que el concepto de la galería está por acabarse. Es algo muy costoso. La moda de tener un espacio muy grande para impresionar a la gente cuesta una fortuna. Y esto son muchos fondos que se pueden gastar en materiales de arte.

D.: Ahora estamos en China. Y aquí hay mucha gente rica que está abriendo museos de arte. ¡Es el boom!

T.: Hay gente rica que está abriendo espacios pero también está el Gobierno Chino que está abriendo también. Leí en una revista que en los últimos cinco años el Gobierno Chino ha abierto cinco mil museos nuevos. Cinco años, cinco mil museos. Es increíble. Pero por el otro lado Minsheng Museum, Long Museum, Rockbund Museum tienen que pagar una fortuna de alquiler. ¿Cómo sobreviven? De las entradas de tres euros seguro que no. Estos museos son muy buenos porque tienen contenido y todo un equipo que está detrás de los proyectos. Muy buenos comisarios, gente muy bien preparada. Pero hay un problema. Que para obtener dinero todos estos museos subalquilan sus espacios. No hay control. Pero no tienen otra opción.Thomas_island6_72

D.: ¿Cómo viniste a China? Antes de llegar aquí estudiaste tu segundo máster en Pompeu Fabra, Barcelona.

T.: A mí me encantó Barcelona. Viví allí cinco años. Estudié allí y también tuve mis proyectos de arte. Pero tenía ganas de aprender más. De crear más experiencia. En Barcelona en el mercado de arte contemporáneo falta algo. Y el problema es que el mercado de arte contemporáneo en Barcelona es muy cerrado. Y cuando hay un mercado cerrado no hay fondos. Cuando no hay fondos no hay inspiración para crear más.

D.: ¿A qué te refieres por cerrado?

T.: Todavía no se compra suficiente. Las obras no se mueven. Las obras que tenemos aquí se quedan como máximo una semana.

D.: ¿A dónde se mueven?

T.: Se intercambian con otras galerías. Participamos en exposiciones y ferias. Y no es que nosotros seamos especiales. Esto sucede con cada galería que está aquí en este centro.

D.: ¿En M50? (Distrito de arte en Shanghai)

T.: En China hay un mercado de arte enorme. Un país que crea unos artistas realmente buenos debe tener un mercado potente. El arte no es gratis.

D.: ¿Cómo viniste a China?

T.: Estaba cansado de hacer proyectos en Europa. Siempre hubo problemas de presupuesto. Entonces pensé que me tenía que ir a algún lugar donde se pudiese crear sin depender de los fondos. Y aquí es la fuente. En China puedes hacer lo que has soñado durante diez años. Todo es posible aquí. Es un paraíso de producción. Nosotros primero abrimos un taller aquí a finales de 2005. El taller poco a poco se convirtió en una residencia de artistas. El problema en China es que hay mucho dinero pero no hay fondos para el arte. No hay becas. El Gobierno nunca te va a ayudar. Tienen miedo de la corrupción. Todo el mundo tiene un amigo que es artista. En China ayudan a nivel de educación. Se da dinero para las escuelas de arte pero no para los artistas. Y por eso lo hicimos todo nosotros. Hicimos un trabajo enorme de buscar fondos.

D.: Hablando del Gobierno y los artistas ¿Qué tal la censura en China?

T.: El problema no es con el gobierno. El problema es con la población. No hay censura. Es la población quien se autocensura. La gente no quiere ver pornografía en las galerías porque quieren ir con sus niños. Después está la censura política. Lo que pasa es que en el mundo de Bellas Artes no hay censura. Hay en el teatro, en la web, pero no en el mundo de las galerías. Es un mundo muy pequeño y cerrado. A mí encantaría que el gobierno chino se pasease por las galerías pero no lo hacen. Para tener censura primero hay que tener interés.

D.: ¿Tus referentes en el arte?

T.: A mí me encanta todo lo que son ferias de arte. Es un mundo nuevo. Pienso que el mundo del arte se está moviendo para allá. Es muy costoso tener una galería de arte. Hay muchas galerías que están cerrando y solo tienen una oficina.

D.: Y entonces solo participan en ferias y tienen su web.Island 6_72

T.: Claro. Hay mucha gente que vive solamente de esto. Es un mundo de arte mucho más abierto. Una feria de arte está abierta para todo el mundo. Y el mundo de las galerías es muy cerrado. Siempre pasa la misma gente. Es muy élite. Un artista está para que la gente lo vea.

D.: ¿Y M50?

T.: Hay gente que viene a visitar. Pero si tenemos doscientas personas al día es un milagro. En una feria de arte por lo menos tengo dos mil. Tampoco me gustan tanto las ferias porque son demasiado comerciales. Pero me gusta todo lo que es arte.

D.: Y en Shanghai hay bastantes ferias de arte.

T.: Hay un problema con Shanghai. El gobierno está un poco atrasado con el tema. Ponen una tasa muy alta. Las galerías internacionales no quieren venir y pagar 37% de tasa. ¿Quién va a pagar 37%  por vender una obra de arte? Quiere decir que las tasas ganan más dinero que el artista.

D.: Yo tengo un gran interés por el tema del género y la Teoría Queer. También del papel de la mujer en la sociedad, en el mundo del arte. ¿Cómo está este campo en China?

T.: No creo que sea un gran tema aquí. Sabes que aquí hubo la Revolución Cultural que hizo muchas cosas malas pero la única cosa buena que hizo fue la igualdad entre hombre y mujer.

D.: ¿Y el tema de los drag queens?

T.: Ellos lo asimilan como un problema de sexualidad.

D.: ¿Y cómo está el tema de la sexualidad en China?

T.: No te van a dar problemas por esto. Pero es complicado.Thomas_bailarina_72

D.: Es que China como que se está cociendo ahora, es un mundo nuevo.

T.: Y en el mercado del arte también. Creo que la galería de arte más antigua tiene veinte años. Es todo un concepto nuevo para ellos. Cuando aparece algo nuevo la gente toma su tiempo para digerirlo.

D.: Casi todo lo que veo en las galerías o en los museos de arte son pinturas.

T.: Sí, un 90%. Pinturas al óleo. Y en el resto del mundo es una moda que ya se fue. Los artistas no quieren pintar. Quieren jugar con máquinas de 3D. Y en China es una moda que está influenciada por el mercado. El mercado está creado por la gente de fuera. Como que el concepto de mercado de arte es muy nuevo los chinos no compran arte. Ahora empiezan a hacerlo. Los artistas van creando en función del mercado.

D.: ¡Alucinante!

T.: Sí. Normalmente un artista crea arte por sus inquietudes. Aquí no importa. Lo importante es vender.

D.: ¿Quién viene a comprar?

T.: No vienen a comprar para sus casas. El 90% se vende a gente de fuera. El 10% que queda lo vendemos a negocios chinos. Puedes ver las listas de DHL. Todas las obras se van fuera. Nada se queda en China. Y si se queda en China se queda porque un expatriado lo ha comprado. Y cuando se vaya a casa se va con la obra. Todo el arte se va. Y esto es un problema muy grave. Y cuando un artista chino empieza poco a poco a tener éxito no puede prestar obras a ferias y galerías por las tasas…, se va del país. Poco a poco cada artista chino que se vuelve famoso se va. No solamente se van las obras sino los artistas también. Es un problema súper grave. El gobierno chino tiene miedo de los artistas. Porque es la gente que no puede controlar. No ven los artistas como algo bueno para la cultura. Es todo muy complicado.

D.: ¿Hablas chino?

T.: En mi mundo puedo hablar chino, en el resto no. Tengo el vocabulario de montar exposiciones, de máquinas pero no puedo pedir platos en un restaurante en chino. Mi chino lo entienden mis artistas y los demás no lo entienden.

 

 

 

 

 

 

 

Next Page »